Evolución


Todos los procesos de negocio tienden a modificarse para adaptarse a los requerimientos del mercado, de proveedores o de nuevas necesidades.

Por consiguiente es útil para las empresas, contar con un aliado que brinde el servicio de “adaptar” las aplicaciones que ya están siendo utilizadas, a los nuevos requerimientos de la organización.

Una vez detectado la necesidad del cambio, se realiza un análisis de oportunidad, dónde se debe definir la factibilidad o viabilidad del proyecto evolutivo.
Con el alcance especificado, se detallan los requerimientos, se procede a generar la versión evolucionada de la herramienta, y luego se implementan los cambios.
Siguiendo estos pasos se consiguen con bajo costo, y en poco tiempo, excelentes resultados. Mismos que aseguran la continuidad operativa de la empresa y permiten mantener o mejorar las metas previstas.